7 de febrero de 2009

¡La mejor manera de hallar la Voluntad de Dios es poner tu voluntad en Sus manos!



Puede que Dios te dé a escoger, pero sólo Él sabe qué es lo mejor, ¡así que, lo mejor, es preguntarle Su parecer! ¿Cómo se conoce la Voluntad de Dios? ¡El primer requisito es no tener voluntad propia! Según las Escrituras, debes someter tu cuerpo, tu mente y tu voluntad y no conformarte a este mundo. Como dice la Biblia, "transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta" (Rom.12:1,2). Pídele al Señor que te dirija y te guíe, que abra tu corazón y tu mente a Su verdad y te ayude a entenderla y a seguirla en una entrega y sometimiento totales a Dios. ¡Sometiendo totalmente la mente, el cuerpo y la voluntad! ¡Entonces sabrás qué hacer! ¡Y para ello no tendrás que esperar mucho!
Si eres Su hijo, y dejas que Él escoja, ¿qué elegirá para ti? ¡Naturalmente, lo mejor! "Él todo lo sabe y te ama y te cuida, ¡nada puede empañar Su Verdad! ¡A los que le dejan elegir a Él, lo mejor de lo mejor les da!"
www.lafamilia.org

1 comentario:

El Peregrino dijo...

Es un buen consejo el que das... En este mundo se levantan muchas voces que quieren distraernos de Su Camino, y aprender a distinguir Su Voz de las demás se convierte en algo en lo que casi me atrevería a decir que nos va la vida: Saber distinguir Su voluntad, y rendirnos a ella.

Saludos