27 de octubre de 2009

Como los niños



Viene bien ser un niñito. Es más, el mismo Jesús dijo: "Dejad a los niños venir a Mí, porque de los tales es el reino de Dios." (Mar.10:14) Tenemos que ser como niños pequeños: cariñosos, tiernos y de fe sencilla. ¡Creer y aceptar con fe infantil todo lo que el Señor tiene para nosotros! ¡Los niños son un ejemplo de los ciudadanos del Cielo! ¡Son como angelitos venidos del cielo! Sus vivencias del Cielo están aún tan frescas que comprenden bien y no sienten el menor temor ante las cosas del Señor y del Espíritu, ni aun ante las experiencias espirituales. A los niños les es dado que sean ricos en fe. Para ellos la fe es algo natural. Hace tan poco tiempo que han dejado los lugares celestiales que tienen fe para creer todo lo que Dios dice, y para ellos nada es imposible! El problema con la mayoría de los adultos es que saben demasiado. La educación les ha arrancado su fe infantil. Pero hay muchos que tienen la fe y la confianza de un niño y que a diario llevan a cabo cosas que según los incrédulos intelectuales son imposibles. Por eso, sé como un niñito, y vivirás las cosas más maravillosas!
Fuente: www.lafamilia.org

1 comentario:

Fher dijo...

Como nos hace falta entender que necesitamos en mucho aprender de los niños!! nos perdemos de tantas cosas o complicamos otras por dejar de pensar simple. muy bueno es post!
"Debemos de sentir como niños, más no actuar como ellos"